Detectives privados persiguen a los propietarios de perros incívicos en Tarragona.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Las calles Tarragona ya disponen de detectives privados para solucionar una de las grandes quejas y luchas del ayuntamiento por tratar de mantener limpia la ciudad.

Los detectives privados que recorren las calles de Tarragona, buscan y localizan a los propietarios de perros que no recogen los excrementos de su animal. La persona que sea vista cometiendo la infracción, será fotografiada y seguida hasta su casa para conocer los datos y poder tramitar la sanción.

El trabajo de los detectives que también complementa al de la Guàrdia Urbana y el de los informadores, juntos recorren las calles de Tarragona fijándose siempre en los denominados ‘puntos calientes’, es decir, aquellos lugares en los que hay más concentración de excrementos.

Si bien la función de los detectives y la Guardia Urbana es localizar y sancionar a los infractores, los informadores por otro lado, dan a conocer a los propietarios de mascotas la campaña de civismo puesta en marcha, comunican el coste del incivismo e informan también del coste de las sanciones por no cumplir los requisitos sobre tenencia de animales.

El ayuntamiento señala que está contento con los resultados pero no es suficiente: «Seguiremos con el programa hasta que la gente lo haga por sí sola, sin esperar la multa».

El coste de cada detective es de 50euros la hora y la sanción por no recoger los excrementos es de 100 euros.  La edil, afirma que esta medida sale rentable: «La ciudad se ahorrará dinero si los dueños recogen las cacas».

Fuente: Diari de Tarragona

{jcomments on}